EL DIARIO DEL PLANETA TIERRA

viernes, 12 de junio de 2009

EL ORIGEN DE LA VIDA EN LA TIERRA.


Hace 3.800 millones de años, nuestro planeta presenció el surgimiento de la vida a partir de materiales inertes. En los próximos años, podríamos ser testigos del nacimiento de nuevas formas de vida creadas por nuestras propias manos.


EL ORIGEN DE LA VIDA EN LA TIERRA.


Seguro que alguna vez te lo has preguntado… ¿qué es estar vivo? ¿Qué distingue a los seres vivos de los seres no vivos? Una definición inicial, simple y que excluye totalmente a los seres inertes podría ser la siguiente: los seres vivos se caracterizan porque se pueden reproducir y automantener. Vayamos por partes. Un ser vivo cumple diversas características: es originado por uno o varios progenitores (que podríamos llamar “padres”), intercambia materia y energía con el medio que le rodea (come, respira, elimina residuos…), es capaz de reproducirse, ya sea copiándose a si mismo o bien combinando su patrimonio genético (sus genes) con otro individuo de su misma especie y, finalmente, acaba muriendo.
Esta definición a nivel funcional del ser vivo nos lleva, inevitablemente, a hacernos una pregunta obvia: ¿quién fue el primer progenitor?



LA MATERIA PRIMA.


Los seres vivos están hechos de materia orgánica. ¿De dónde salió la materia orgánica para construir el primer ser vivo? Se calcula que la vida apareció en nuestro planeta hace aproximadamente 3.800 millones de años. Se cree que la atmósfera de la Tierra, en aquella época, contenía principalmente vapor de agua y gases como el amoníaco, el hidrógeno y el metano.
En 1953, el científico Stanley Miller, de la Universidad de Chicago, realizó un famoso experimento en qué mezcló los mismos componentes de aquella atmósfera primitiva y los sometió a descargas eléctricas, simulando las frecuentes tormentas eléctricas de aquella época.
Tras unos pocos días, la mezcla resultante contenía gran cantidad de moléculas orgánicas, algunas de las piezas fundamentales que constituyen los seres vivos. Más tarde, el catalán Joan Oró demostró que las piezas que constituyen nuestro DNA también podían obtenerse químicamente, sin la intervención de seres vivos.
Oró, además, hizo hincapié en el hecho que la materia orgánica es abundante en el espacio: los meteoritos que llegan a la Tierra (toneladas cada año) llevan consigo gran cantidad de materia orgánica. Este hecho cobra aún más importancia en la época anterior a la aparición de la vida, cuando el bombardeo de meteoritos era masivo.


CONSTRUYENDO UN SER VIVO.

Las moléculas orgánicas simples no tienen características funcionales que expliquen las propiedades de la vida. Deben agruparse formando moléculas más complejas, con propiedades útiles para la vida. En los océanos primitivos, auténticos caldos primordiales repletos de moléculas orgánicas, las piezas de la vida, fueron agrupándose en estructuras cada vez más complejas. Los protobiontes fueron las primeras de esas estructuras capaces de crecer pero no de reproducirse. En algún momento, uno de esos protobiontes fue capaz de mantener información hereditaria y transmitirla a sus descendientes con lo que se convirtió en el primer ser vivo.
Los primeros seres vivos fueron las bacterias, los únicos habitantes de la Tierra durante la mayor parte de la historia de la vida.


No hay comentarios:

Related Posts with Thumbnails

MIS AMIGOS

Entradas populares

EXTINCION

EXTINCION

VISITA MUNDO ANIMAL

MI BLOG DE IMAGENES

Follow by Email